To read the English version of this article, click here.

En La La Lista, nos enfocamos bastante en lxs creadorxs: músicxs, artistas, fotógrafxs, chefs. Pero, ¿qué pasa con lxs arquitectxs de nuestras experiencias? ¿Los lugares que brindan el espacio para la expresión artística y organizadores de espectáculos que orquestan la producción y mejoran nuestras vidas? Bueno, esta publicación es para ellos.

Dado el hecho de que los últimos dos años han sido … bastante sombríos para la escena cultural local, estos lugares merecen nuestro patrocinio. Entonces, para aprovechar nuestra temporada favorita en Buenos Aires, aquí están 10 de nuestros lugares favoritos de primavera para escuchar música en vivo y disfrutar de una noche de fiesta, sin ningún orden en particular.

Camping

A veces, un cambio de estilo es todo lo que necesitas. Cuando Camping apareció por primera vez en el 2014, fue uno de los primeros jardines de cerveza de Buenos Aires, ubicado en las Terrazas del Design. Pero la onda de centro comercial / patio de comidas al aire libre de sus ubicaciones anteriores siempre se sentían un poco raras, y su menú no nos entusiasmó mucho. Ahora, reinventado y reabierto en Retiro bajo una nueva administración, se está convirtiendo rápidamente en uno de nuestros lugares favoritos para ver un show en vivo. De hecho, habiendo visto recientemente a Mariana Michi allí, personalmente lo clasificamos como uno de los lugares al aire libre con mejor sonido en Buenos Aires. Aún no hemos probado la comida, pero esperamos hacerlo pronto.

Borges 1975

Borges 1975 es uno de esos espacios que te hace sentir parte de una comunidad vibrante y creativa que el mundo necesita conocer, solo por el hecho de estar allí. Desde su maravillosa colección de libros coloridos en la librería en el frente, hacia el pequeño y encantador patio donde podés disfrutar de un delicioso cóctel y un ambiente de ensueño, hasta el área del escenario en la parte posterior que a menudo presenta shows de jazz con un sonido acústico bellísimo. Es un pequeño gran descubrimiento, y uno se sentirá obligado a volver a menudo.

La Confiteria

Ah, La Confiteria. También conocido como “Reina de las terrazas”. Nos enamoramos la primera vez que subimos esas escaleras de mármol y entramos en el majestuoso salón de baile con espejos. Era casi como si estuviéramos asistiendo a nuestra primera quinceañera (que se rumorea que era el tipo de evento que solía atender este lugar), pero en lugar de adolescentes vestidos incómodamente, ¡había hipsters! ¡Tantos hipsters! Hipsters decadentes, hipsters desaliñados, hipsters granola, todos deambulando. Fue realmente un espectáculo para la vista.

Como mencionamos anteriormente, una de las atracciones principales de este elegante establecimiento es la enorme terraza que cuenta con frescos azulejos y algunos preciosos bancos. Cuando está adornado con mesas de fanzines y ferias de arte bajo las luces de colores, todo se siente como Navidad.

Casa del Árbol

Hogar de una de las librerías más hermosas de todo Buenos Aires, Casa del Arbol tiene casi todo lo que buscamos en un lugar primaveral. Patio, metegol, un bar acogedor y un local pequeño y agradable para disfrutar de la música en vivo.

Clasico Fernandez

Un lugar elegante en San Telmo con una terraza en la azotea y otras 2 salas cubiertas, Clásico Fernández cuenta con un sistema de sonido estelar en un ambiente bello. No te equivoques al colocar el dinero de tu comida / bebida en el sobre que se pasa entre sets, que va hacia las bandas y no a tu cuenta. Nos pasó.

Centro Cultural Recoleta

¿Qué hay para reprocharle al Centro Cultural Recoleta? Además de los muchos espacios interiores hermosos y modernos para conciertos, el patio trasero, cuando se instala con un escenario, es un lugar increíble para tomar una cerveza o un mate y ver un espectáculo con amigxs después de ver las artesanías a la venta en la feria de la plaza. ¿Y lo mejor de todo? Siempre es gratis.

Ciudad Cultural Konex

Un referente entre los centros culturales y hogar de la Bomba del Tiempo, el Konex también alberga una gran variedad de festivales independientes al aire libre y eventos musicales, como (por ejemplo) la fusión totalmente deslumbrante del desfile y la música en vivo de la marca de moda no binaria Tebas, o el próximo Festival Vértigo el sabado 2/10. Recomendado fuertemente para cualquier evento grande – el espacio enorme y versatil sirve para ambos lluvia o sol.

Club Cultural Matienzo

Oh Matienzo, todo lo que hemos pasado juntxs. Recuerdo cuando eras solo una pequeña mansión convertida en centro cultural en la calle Matienzo, con una terraza increíble en un tramo de escaleras increíble (en serio, lo último que querés hacer es caerte de ellos. Casi me muero. Casi todos morimos. Se podría decir que el divertido tobogán de Fernet fue un rito de iniciación entre mis amigxs).

Ahora eres todo un adulto, un gigantesco complejo en expansión de varios niveles con varias terrazas, varios bares y un par de tramos de escaleras correctamente inclinadas que no se convierten en la atracción más dolorosa del mundo después de demasiados tragos. Una vez me dijeron que el nuevo Matienzo era anteriormente una escuela, y aunque no verifiqué esta historia de fondo, voy a seguir con ella; Hay un cierto ambiente de “recreo para adultos”. En cualquier caso, las aulas, las galerías, el mini teatro para proyecciones de películas, que constituyen el grueso de sus actividades culturales durante el día, aportan una sensación académica y saludable que nos hace sentir bien cada vez que damos una segunda vuelta. Te sentís como que estás apoyando algo que verdaderamente importa.

Otra Historia Club Cultural

Otra Historia no ha existido por mucho tiempo, pero rápidamente dejó su huella, no solo por su ubicación fuera de lo común (¡hurra, Ortuzar!), Sino también por su ecléctica mezcla de shows que se pueden llevar a cabo simultáneamente en sus acogedoras e independientes salas. Agrega a eso el espacioso patio, las bebidas generosas y la multitud claramente no gentrificada, y tendrás un lugar regio y sin pretensiones por el cual vale la pena cruzar Lacroze.

Tai Teatro

Marca otro punto para Villa Ortúzar. Este acogedor patio alejado de la calle en nuestro pequeño barrio residencial favorito fue sede de uno de nuestros primeros shows en vivo desde la pandemia: un verdadero viento de aire fresco.

La Tangente

En el lado opuesto de las cosas, tenemos el pulido, elegante y Lynchiano lugar, La Tangente. Algunxs de ustedes pueden protestar que esto no debería incluirse en nuestra lista de lugares de primavera. Tienen razón: ese patio / callejón en la parte de atrás es bien pequeño. Pero como la primavera parece estar dando paso a las noches abrasadoras del verano cada vez más temprano cada año (solo interrumpido por los aguaceros torrenciales intermitentes de octubre / noviembre), me siento justificada en incluirlo: a veces necesitamos un clima controlado y fresco donde podemos apoyarnos casualmente contra una pared con un cóctel y disfrutar de música en vivo con un sistema de sonido sólido y lindas luces. Su diseño extremadamente cuidado permite un grado de participación del público más atenuado: desde las mesas elevadas en la parte posterior hasta la galería empotrada frente al escenario, siempre tiene una buena vista de la acción sin sacrificar la comodidad. #TreintyTantos

Además, su show-runner / organizadora es una mujer y nosotrxs en La La Lista pensamos que es algo muy, muy bueno.

Strummer Bar

¿Buscas ese punto intermedio perfecto entre un elegante bar y un pub de rock clásico? Ubicado en Palermo Hollywood, este no es el lugar de reunión esperado para los yuppies de cócteles. Se siente más como flotar en el mar de fumadores de cigarrillos mientras llegas al bar para tomar una buena birra. Cada vez que he estado, la música ha sido una mezcla de rock, punk e indie, pero el bar tiene una gran variedad de actos que se presentan la mayoría de las noches de la semana. Strummer organizó un espectáculo estelar del día de San Patricio con bandas de violín y todo. Si deseas un lugar con un personal amable y clientes aún más amigables, este es definitivamente tu lugar.

Ladran Sancho

Durante mucho tiempo, Ladran Sancho no tuvo letrero, lo que hizo que se sintiera un poco más especial la primera vez que lograbas tropezar con su interior. El lugar tiene un escenario modesto, un bar acogedor y un pequeño patio encantador, y es el hogar del festival feminista DILDA. Tiene una hermosa variedad de comida, arte, fanzines, ropa, decoración y lencería, todo de vendedores independientes a la venta, así como la presentación ocasional de música en vivo de artistas femeninas. Es el plan perfecto para los domingos por la tarde para ponerte al día con tus amigas.

Felissio

Felissio es un barcito ubicado en Colegiales, Ciudad de la Paz 444. Fundado por tres hermanas valientes, abrió sus puertas por primera vez durante la cuarentena, y a medida que se iban relajando las restricciones empezó a convertirse en uno de los primeros locales de la ciudad en donde se podía ir a escuchar y tocar música en vivo. Parece contar con una especie de atracción gravitacional, trayendo a su órbita musicxs de todo palo, desde el rap, hasta el jazz, el folklórico, el indie y más. Varias noches de la semana se encuentra lleno de música y buena onda, y muchas veces cuando se termina el recital, se arma un círculo de cantautores u open mic espontáneo. A todxs lxs que caen al lugar, las dueñas y sus empleadxs les tratan como si fueran amigxs de toda la vida, generando así un ambiente familiar y un hogar lejos del hogar para un grupo creciente de clientes asiduos. Y bueno, ni hablar de las comidas y bebidas exquisítas (con hermosas presentaciones estéticas dignas de tu feed de Instagram) que ofrecen ahí, a precios sumamente razonables. Andá a probar nuestro trago favorito, el “Cosmo Felissio”.

RIP

El Bar De Kowalski

Ok, admito mi predisposición hacia cualquier cosa polaca; después de todo, mi apellido es una simplificación de Dzergowski. Pero este lugar era tan divertido. Un bar al frente y un gran patio en el medio, perfecto para deambular y pasar el tiempo sosteniendo un white russian.

Si bien no fue tan popular entre los músicos independientes como otros lugares similares de la ciudad, Kowalski estaba ganando impulso, organizando eventos geniales como proyecciones de películas, un campeonato de metegol y, por supuesto, nuestro querido Lebowski Fest. Era un lugar maravilloso y lo extrañaremos muchísimo.

Espacio Cultural Mi Casa

Cualquiera que haya estado leyendo nuestra columna de música en vivo por un tiempo sabe que éramos clientes frecuentes de Mi Casa, y por una buena razón. El garaje convertido en centro cultural se completa con muebles rotos, gradas improvisadas y un baño completamente inundado de calcomanías (incluso para los estándares de Buenos Aires). Pero lo que le faltaba a Mi Casa en elegancia, lo compensaba con creces en buena onda y proximidad a excelentes establecimientos de pollo peruano. El lugar con sede en Abasto se alimenta completamente a través del calor humano, a través de los esfuerzos de colaboración de su dueña / reina de la bondad Nadia, y su equipo de músicxs y colaboradores que organizaban espectáculos, ejecutaban el sonido, servían en el bar y administraban la entrada.

Si bien los días caluroses del verano podían hacer que el lugar se sintiera un poco cargado, era un gran lugar para ver un show durante la primavera y el otoño, incluso en la noche lluviosa ocasional, la entrada espaciosa y cubierta es perfecta para socializar entre sets. Mi Casa era una cosa de gran belleza, y lo recordamos con mucho cariño.

X
X